Sobre la traducción

Esta es y será la traducción de una persona adicta al mundo de los Tres Reinos a partir de la traducción en inglés de www.threekingdoms.com cuyos derechos de autor expiraron hace tiempo. No hay ninguna editorial detrás de esta traducción, por lo que el proceso no siempre es tan rápido o adecuado como desearía. La versión utilizada, con permiso, es la de www.threekingdoms.com . Aunque sí he intentado que la traducción sea lo más fiel posible al original, para lo cual me ha ayudado mucho la versión de wikisources del Romance de los Tres Reinos, que en numerosas ocasiones es una traducción literal del original mucho más coherente que la online pero con un estilo más pobre. He contado para ello con la inestimable ayuda del foro Scholars of Shen Zhou, que han resuelto todas las dudas que tenía sobre el libro mirando los originales chinos.

Para la trascripción de los nombres chinos he empleado el pinyin, salvo para algunos en los que el nombre latinizado es tan común que no merece la pena emplear el original chino, como es el caso de Confucio. Podría ser que por error algunos de estos nombres estén en otro tipo de trascripción, igual que podría ser que cuando he trabajado en ordenadores con el corrector ortográfico conectado algunos nombres se hayan convertido en palabras sin sentido. He tratado de corregir estos errores, pero como sé de sobra por mi empleo, siempre, siempre hay errores. Trataré de corregirlos según avanza el tiempo.

Antiguamente en China todas las personas recibían dos nombres: el nombre común y el de cortesía. He seguido el método de la traducción web de emplear solo los nombres comunes, para acortar un poco el texto y porque son los nombres empleados hasta ahora en videojuegos y cómics por lo que hay más probabilidades de que los lectores los conozcan. Pero he añadido en las notas a pie de página los nombres de cortesía que aparecen en el libro.

Si algo me ha hecho sufrir ha sido la traducción de los poemas. He seguido las recomendaciones de Alberto Moravia y Girolamo Mancuso en su traducción de los poemas de Mao Tse Tung de 1975. Su idea es simple y realista: no hay nada que hacer salvo improvisar. Es imposible mantener la métrica china, es absurdo mantener la métrica inglesa y cualquier doble sentido que yo fuese capaz de captar del original chino, iba a ser difícil de trasladar al español. Así que he tratado de mantener el significado dándole un toque oriental. No siempre he estado inspirado.

En general he seguido el estilo épico y a la vez sencillo de la traducción al inglés de threekingdoms.com, tratando de buscar la información que muchas veces se saltaba para mantener el estilo y añadiéndola si la he considerado relevante. Según muchos lectores ingleses su estilo está desfasado. Tiene sentido teniendo en cuenta la diferencia de tiempo, pero he sentido mucho más la emoción de los duelos de Lu Bu en sus palabras que en cualquiera de las otras versiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *