Pechos y tres reinos: Ikkitousen

En un mundo en el que TODO acaba mágicamente convertido en sexo, era inevitable que una saga con una tradición tan rica y una historia llena de todo tipo de matices no acabara haciendo lo propio.

Sí, hasta el Romance de los tres reinos tiene sus versiones guarrillas (varias, de hecho), pero hay una que ha tenido tal fama que incluso ha sido traducida en nuestro país y llegado a generar versiones para todo tipo de pantallas. Hablamos de Ikkitousen (一騎当千, “un caballero contra un millar”), más conocido en inglés como Battle Vixens o “Tetonas de combate”. En España fue publicada por la editorial Ivrea.

Battle_Vixens_vol_1_cover_(Japanese)

Ikkitousen comenzó como un manga japonés de manos del ilustrador Yuji Shiozaki, con una historia mezcla de todo tipo de elementos, con ciertas similitudes a la posterior serie taiwanesa K.O. 3an Guo de la que hablaremos otro día. En la región de Kanto siete escuelas luchan entre sí por la supremacía, y cada una de ellas posee unas gemas sagradas (magatama), que contienen la esencia de diversos guerreros de la era de los Tres Reinos. La protagonista, Hakufu Sonsaku, es descendiente del mismísimo Sun Ce y combatirá hasta el final para demostrar que, al igual que su ancestro, es capaz de dominar a las otras siete escuelas. Como ella, otros personajes del romance serán representados por sus diversas “reencarnaciones”. Como se puede uno imaginar sus descendientes no se parecen demasiado. Aquí por ejemplo, tenéis a Guan Yu (Unchou Kan-U) que es igualito, igualito…

guan yu_ikkitousen

La historia en sí se sostiene poco o nada. Pero este manga tendría tal éxito que duraría sus buenos 15 años (2000 – 2015), tendría una secuela conocida como New Ikkitousen, varios anime y dos videojuegos para Playstation. ¿La razón? Batallas, chistes guarros y mujeres con poca ropa y mucho pecho enseñando las bragas. Así, todo junto.

El anime, de trece episodios, apareció en 2003 y decidió no seguir del todo la historia del manga para poder tener un final más abierto que permitiera sacar más temporadas, cosa que pasó con nuevas temporadas en 2007, 2008 y 2010.

A su manera Ikkitousen es una serie de culto que ha dado lugar a todo tipo de merchandising con disfraces, figuritas subidas de tono y juraría que también he visto sábanas en Aliexpress…

Sin duda algo curioso para ver al menos una vez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *